Ruta por Quebec, de Montreal al fiordo de Saguenay y hasta James Bay

Ruta por Quebec Travelsandlives

Hace unos días, gracias a un momento de debilidad, quise reencontrarme con mi yo del pasado. Volver a los lugares donde había sido feliz. Suelo regresar solo con la mente, cierro los ojos y me teletransporto, (¡memoria visual, cuánto te amo!). Esta vez, sin embargo, quise buscar lugares nuevos; lugares que, sin pretenderlo, hubiera dejado atrás. Así abrí la carpeta de fotografías y entré, casi directamente, en Canadá – Quebec/New Brunswick/Nova Scotia. Revisándolas me di cuenta de la poca importancia que le he dado a esta zona de Canadá, claramente subestimada por lo mucho que me impactaron las Rockie Mountains y el Ártico canadiense. Algo bastante generalizado dada la poca información que encontré cuando hace tres años preparaba la ruta por Quebec, New Brunswick y Nova Scotia en mi coche casa.

De ruta por Quebec

Rápidamente me surgió la idea (y con ella la ilusión) de escribir un post sobre el que fue mi primer viaje en coche casa, con el que más aprendí a conectarme con la naturaleza. Aquí os voy a contar qué lugares visité en la ruta que comienza en Montreal, y prosigue hasta la parte más oriental de Nova Scotia, Cape Breton, conocida por su exuberante vegetación y sus enormes acantilados. De camino, pasaremos por los fiordos de Saguenay y por la bahía de Fundy, donde se cree se producen las mareas más altas del mundo, y otros lugares menos conocidos pero igualmente impactantes.

En vista de lo larguísimo que estaba quedando este artículo, he dividido esta la ruta por Quebec, New Brunswick y Nova Scotia en tres artículos, un post por cada provincia.

Un viaje repleto de aprendizajes

Este viaje estuvo marcado por el aprendizaje. Aprendimos a movernos en coche por el país, a dormir donde nos diera la gana (reconozco que al principio estábamos muy indecisos y nos pasábamos horas buscando el mejor lugar), a recorrer lento, a cocinar en lugares hermosos.

Viaje Quebec Travelsandlives

Pero, sobre todo, aprendimos a viajar con un perro, algo que creíamos que sería tremendamente fácil en Canadá, tan ‘dog-friendy’ como siempre aseguran que son. Obviamente, de fácil, nada. A varios lugares naturales nos negaron el acceso con perro. Y eso nos obligó a improvisar. Así aprendimos que hay mil opciones, que no debes separarte de tu compañero perruno solo porque así te lo exija una norma y que tampoco es necesario pagar una entrada para disfrutar la naturaleza. De hecho, será más ‘natural’ un lugar que carezca de infraestructura turística.

Ganeshway de viaje con Travelsandlives
Estudiamos mucho la forma de combinar viajar y vivir en coche con un perro que ama meterse en todo tipo de agua si es con barro mejor 😛

Y conforme íbamos avanzando también nos dimos cuenta de que, en realidad, cada provincia de Canadá podría ser un país en sí misma. No solo por lo grande del territorio, que también, sino por todas sus diferencias: en el comportamiento de las personas, en las normas, en la comida y hasta en su forma de conducir.

De ruta por Quebec, de Montreal al fiordo de Saguenay

De Montreal a Quebec

En la ciudad más grande de Quebec, Montreal, hay mucho que ver, hacer y vivir. Allí compramos y arreglamos a Shuba, nuestro coche casa que, aunque todavía no lo sabíamos, iba a llevarnos hasta lo más al sur de la Península de la Baja California, en México, después de bañarnos en los tres océanos que rodean a Canadá (sí, en el Ártico también). Nosotros no tomamos ese tiempo para hacer turismo y, además, hay un montón de artículos que te pueden ayudar a organizar tu visita, así que aquí nos vamos a ir directamente a Quebec City.

En cuanto salimos de Montreal por el túnel puente Louis-Hippolyte-Lafontaine, llegaremos a Boucherville, una pequeña ciudad conocida por ser una de las primeras municipalidades de Quebec. Tengo un recuerdo bonito ya que fue mi hogar durante un mes, muy tranquila, perfecta para pasear a orillas del río Saint Lawrence y conocer un poquito más sobre la cultura y la gente de Quebec.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Travel blogger (@asuncardona) el

Desde aquí, nosotros seguimos sin paradas hasta la ciudad de Quebec siguiendo la vía más rápida, la Autoroute 40. Sin embargo, una mejor opción, si no tenéis prisas, es el antiguo camino real (King’s Road o Chemin du Roy) lo que hoy sería la carretera 138 al norte del río Saint Laurent. La ruta discurre siempre junto al río, por lo que no os aburriréis ni un segundo. Además, podréis parar en pueblitos históricos como Neuville, Cap-Santé, Deschambault y Grondines.

Un poco antes de llegar a Trois-Rivières, si os desviáis a la izquierda por la carretera 155, el Parque Nacional de la Maurice os queda a tan solo 80 km. Nosotros llegamos hasta la entrada solo para descubrir que los perros no pueden acceder a los espacios naturales, nada más son bienvenidos en la carretera y los espacios de camping, así que decidimos irnos por donde habíamos venido. Pero si tenéis la oportunidad no dejéis de visitar el parque. Por lo que estuve investigando, merece muchísimo el desvío. Solo os diré que ¡tiene 150 lagos!

Lac Wapizagonke en el Parque Nacional de la Maurice en Quebec

Después de cargarnos de energía, ya podemos continuar hasta la histórica Quebec, la ciudad amurallada más antigua de norte América. Su icono es Le Château Frontenac, el castillo donde se ubica el hotel Fairmont, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Las mejores vistas las encontraréis en el parque de la Citadelle. Y, desde allí, para quedar encantados con la ciudad, solo perdeos por entre sus estrechas y empedradas calles.

Quebec city Travelsandlives

De Quebec al fiordo de Saguenay

Muy cerca de Quebec, a tan solo 15 minutos en coche, encontramos el parque de la Chute-Montmorency, una cascada de 83 metros de alto. Os vendrá bien tomar vuestro chubasquero, ya que la fuerza del agua es tal que seguramente quedaréis empapados.

Chute Montmorency, Quebec,Travelsandlives

Continuamos por la carretera 138 hasta el Parc Marin du Saguenay Saint Laurent, un lugar privilegiado para la observación de ballenas y otros animales marinos. Según los administradores, el parque alberga unas 1600 especies marinas, entre ellas el animal más grande del mundo, la balleza azul, y la jorobada. El tour no será barato, eso seguro. Nosotros hicimos una ruta de observación de ballenas en Alaska y jamás nos arrepentiremos. Una vez en la vida no hace daño 🙂

Ballena jorobada

Desde aquí debemos tomar el ferry que cruza el río Saguenay hasta Tadoussac. Opera durante todo el año, día y noche, cada 10 minutos y es gratis. Dicen que es bastante frecuente que las ballenas se acerquen hasta la orilla del río Saint Laurent, así que ya tenemos una escusa para dar un largo paseo. De todos modos, si las ballenas no nos acompañan, la hermosura de la bahía de Tadoussac será razón suficiente para recorrer el paseo marítimo de Tadoussac. Os recomiendo que lleguéis hasta el final del muelle para contemplar la inmensidad del río Sain Laurent y el majestuoso fiordo de Saguenay.

Ahora nos toca recorrer el fiordo que comprende una distancia de 100 kilómetros, desde Tadoussac a Saint Fulgence. Podéis hacerlo por la ruta 172, que os regalará unas hermosas vistas del fiordo, o volver a cruzar con el ferry, regresar a Saint Simeon y desde allí seguir la carretera 170. La razón de esta vuelta es que la parte más interesante y el parque nacional están en el lado sur del río.

Tadoussac

Y ahora, de nuevo, tenemos varias posibilidades. Podéis entrar en el Parc national du Fjord-du-Saguenay, cuya entrada cuesta 8,75 CAD por persona (de 17 años y menores gratis). Allí encontraréis el mirador Belvedere de l’Anse de Tabatiere y varias rutas para caminar. Si no queréis pagar hay otras opciones. Llegar a Petit-Saguenay y recorrer la Rue du Quai hasta el final para llegar a otro mirador. Y, si os sentís exploradores, podéis seguir cualquiera de las carreteras que se acercan al fiordo, llegaréis a lugares solitarios con excelentes vistas.

Vistas fiordo de Saguenay Travelsandlives

Así llegaréis a Saguenay y, desde allí, nosotros regresamos a Quebec por la 175, para enfilar hacia la provincia de New Brunswick, esa gran desconocida.

Explorando el norte de Quebec

Cuando recorrí Quebec, mi curiosidad por el norte era enorme, aunque todavía no me imaginaba todo lo que nos iba a ofrecer. Además, estábamos deseando llegar a Nova Scotia. Nos habían hablado mucho y muy bien de esta provincia atlántica y la atracción por recorrer la escénica ruta por Cape Breton nos llamaba. Sin embargo, después de todas las aventuras y todo lo que aprendimos durante nuestro viaje por el Ártico canadiense, si hoy tuviera la oportunidad de regresar, continuaría hacia el norte desde Saguenay, y no lo dudaría ni un minuto. Mi objetivo, llegar a la James Bay por las carreteras del norte.

La 167, de Saint-Félicien hasta el lago Albanel

En un supuesto viaje hipotético por estas tierras, desde Saguenay seguiría hasta el lago Saint-Jean para tomar la carretera 167 en Saint-Félicien. Llegaría hasta el final de la carretera en el lago Albanel, pasando por el lago y la ciudad de Mistassini, que pertenece al pueblo Cree, uno de los grupos First Nations más numerosos de Norte América. Para los que queréis seguir esta ruta, tened en cuenta que los mapas son incorrectos ya que estos indican que la ruta 167 finaliza 16 km al sur de Mistassini. Sin embargo, el pavimento llega hasta el pueblo y continua al norte hasta el lago Albanel.

Hay que ser muy precavidos en este tipo de rutas, tan largas y al mismo tiempo tan aisladas. La 167 cuenta con 411,8 km y no muchas estaciones de servicio (si es que las hay). Por eso debemos prepararnos con bidones de gasolina, al menos dos ruedas de repuesto y tener el vehículo en muy buenas condiciones para que no se quede por el camino.

La Route du Nord, desde Chibougamau hasta la James Bay Road

De regreso, antes de llegar a Chibougamau, optaría por continuar hacia el noroeste por la Route du Nord. Esta carretera que conecta Chibougamau con la James Bay Road, son 407 kilómetros no pavimentados, al contrario que la anterior que sí lo está. La buena noticia es que aquí sí encontraremos estaciones de servicio (una en el kilómetro 290 y otra en Nemaska). Eso sí, serán escasas y excesivamente caras, pero tampoco podemos llevar tantísimos litros de gasolina desde el sur. No queda más remedio que aceptar los precios.

Route du nord, Quebec

Hasta James Bay en Longue Point

Llegamos a la James Bay Road, la recorremos desde su kilómetro 275, que es donde termina la Route du Nord, hasta el pueblo de Radisson. Esta es una carretera asfaltada, con otra estación de servicio en el kilómetro 381 abierta las 24 horas.

Y de Radisson ya solo quedan los últimos 110 km hasta Chisasibi y desde allí, 18 km más hasta tocar las aguas de James Bay. Aunque también podemos ir un poquito más al norte y llegar hasta Longue Pointe, el segundo punto más al norte al que se puede llegar por tierra en Quebec, después de la Trans-Taiga Road. ¡Eso sería todo un sueño!

Longue Pointe en James_Bay

Si alguno de vosotros se anima a tremendo viaje antes que yo, espero sus comentarios. Toda información es útil en lugares tan aislados como este. Seguro que tu ruta por Quebec será un viaje que, de verdad, te cambiará para siempre. Aquí os dejo el MyMaps de la ruta completa, para que lo visualicéis mucho mejor.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comments

  1. Que increíble que se pudiera acceder a Hudson bay en carretera!!!
    aix que inexpertos eramos en ese primer tramo, pero cierto es que nos dejo unas muy buenas enseñanzas que supimos usar en el resto de esa maravillosa ruta!!!

    1. Asun Cardona says:

      ¡Sí! Me emocioné muchísimo mirando el mapa y trazando las rutas más al norte, esa para llegar a James Bay, que es la parte sur de Hudson Bay me tiene cautivada. Será para la próxima 🙂 Y sí, aprendimos un montón, siempre hay que empezar por algún lado. Me gustó esa forma de lanzarnos sin saber nada y no haber preparado literalmente nada, jajaja. Yo creo que es lo mejor para hacerse uno dueño de su propio viaje, al tiempo que dejas que el viaje te ambie a ti también. ¡Muy lindo!

  2. […] Ruta por Quebec, de Montreal al fiordo de Saguenay y hasta James Bay | Travels&Lives […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *