Consejos para viajar por Cuba barato: transporte, alojamiento y comida

Calles de La Habana

Si estás pensando en viajar por Cuba, lo más importante es que empieces a concienciarte de que no es un país barato. Sin embargo, con un poco de preparación y teniendo en cuenta algunos sencillos consejos, Cuba no se llevará todo tu presupuesto de viaje. Y es que ahorrar dinero en la isla es fácil cuando te olvidas de que eres un viajero y te conviertes en un auténtico cubano. Así que olvídate de las vacaciones todo incluido en resort, de frecuentar restaurantes de alto standing y prepárate para conocer, disfrutar y, sobre todo, aprender.

Trinidad, Cuba

¿Cómo viajar por Cuba barato?

Estuve en Cuba tan solo 9 días (poco pero realmente intenso). Lo elejimos así porque habíamos escuchado que nos íbamos a gastar mucho dinero, que ahorrar era imposible, que íbamos a pagar casi como si estuviéramos en Europa… Nosotras no podíamos gastar tanto; el plan era recorrer todos los países latinoamericanos y habíamos empezado por Cuba. No queríamos arruinarnos nada más empezar.

Empezamos por Cuba porque conseguimos un vuelo a La Habana por solo 103 euros

La verdad es que aquellas habladurías que nos insistían una y otra vez en que Cuba era un país caro se convirtieron en realidad. Los primeros días fueron bastante traumáticos porque pagábamos mucho más de lo debido. Hasta que hicimos cuentas y vimos que nos íbamos a gastar todo el presupuesto en menos de 9 días. Entonces empezamos a investigar, a preguntar a los cubanos, a observar dónde iban a comer. Hicimos amigos locales y ellos nos enseñaron cómo viajar por Cuba barato.

Para evitar que te ocurra como a nosotras, aquí te dejo todos esos consejos que tan felizmente aprendimos durante nuestro viaje a Cuba. Y si, cuando termines de leer, te quedan dudas o tienes alguna pregunta, no dudes en mandarnos un mensaje o dejar un comentario en este mismo artículo. ¡Te ayudaremos!

Las dos monedas cubanas, el CUP y el CUC

Quizás ya hayas hecho los deberes y sepas que en Cuba hay dos monedas en curso legal, el Peso Convertible Cubano (CUC) y el Peso Cubano (CUP). Pero lo que puede que no tengas tan claro es que todo el mundo tiene acceso a ambas monedas. Tú, como turista o viajero, también tienes derecho a cambiar tus dólares o euros a CUC y a CUP. No solo los cubanos pueden.

La diferencia entre ambas monedas es enorme. Para que nos hagamos una idea, el tipo de cambio hoy (20 de mayo de 2019) es la siguiente:

1.00 CUC = 25.75 CUP

1.00 CUC = 0.90 EUR

Eso quiere decir que con 90 céntimos de euro tenemos un solo CUC, pero con un CUC tenemos algo más de 25 CUPs. La lógica aplastante nos dirá que nos conviene tener más CUPs. Pero cuidado, porque primero debemos tener en cuenta que no todo lo podremos comprar en ambas monedas y que el CUP solo sirve en determinados lugares y para ciertos productos. Voy a intentar explicarlo.

La Habana

Cómo funcionan las dos monedas en Cuba

Aunque actualmente en la isla operan dos monedas, eso no siempre fue así. De hecho, el CUC tiene una vida relativamente corta. Apareció en 1994, con un cambio equivalente al dólar estadounidense, tras la disolución de la Unión Soviética, ante el impacto que ese hecho histórico tuvo en la economía cubana y la imposibilidad de usar dólares en sus transacciones internacionales.

A pesar de que muchos todavía creen que el CUC es una moneda para los turistas, los cubanos también están obligados a utilizarlo en muchas transacciones. Normalmente, los supermercados etiquetan en ambas monedas. Aunque hay ciertos productos —marcas de ciertos productos—, que solo se pueden comprar en CUCs.

Unos amigos de La Habana, ya mayores y un poco cansados del estricto sistema económico de la isla, nos contaban que, si bien es cierto que todo el mundo tiene acceso a los productos de primera necesidad, por ejemplo, la pasta de dientes; la realidad es que la marca básica que puedes comprar con unos pocos CUPs es de una calidad ínfima y a nadie le gusta usarla. Con la ligera apertura económica de los últimos años, han ido apareciendo nuevas marcas y estas se venden solamente en CUCs. Obviamente son muchísimo más caras.

Trinidad

El mayor problema de este sistema es que algunos profesionales cobran su sueldo en CUPs y otros en CUCs. Lógicamente, aquellos que ganan en CUCs tiene una capacidad adquisitiva mucho mayor que los que cobran en peso nacional (CUP). Pongamos a un albañil o un taxista (trabajadores por cuenta propia), y a un profesor de universidad o a un médico. Los primeros cobrarán en CUC (les pagan personas privadas) y los segundos, en CUP (reciben su nómina del Estado). Esto provoca que las personas que trabajan para el Estado no puedan acceder a determinados servicios privados. Por ello, es fácil diferenciar quién está contento con el sistema económico de la isla y quien, bastante cansado de la dualidad monetaria.

Imaginemos una situación cotidiana. Mientras que un taxista puede, por ejemplo, ganar 200 CUCs al día (200 dólares), un odontólogo puede recibir 1200 CUPs al mes, el equivalente a 48 dólares.

Cómo utilizar las dos monedas

Acostumbrarse a utilizar las dos monedas es sencillo. Solo ten en cuenta lo siguiente:

  • Público o privado. Si te subes a un taxi privado, deberás pagarle en CUCs, mientras que si optas por un autobús urbano, podrás utilizar tus CUPs. Lo mismo ocurre en los restaurantes, allí te pedirán CUCs; solo en las cafeterías o puestos callejeros podrás pagar en CUPs.
  • El cambio no es equivalente. Si buscas “lujo” (acudes a restaurantes turísticos o compras productos que no sean de primera necesidad o de la marca básica), además de pagar en CUCs, el incremento del precio puede llegar a más del 100%. Pongamos que quieres moverte en transporte público en La Habana. Por un trayecto en el autobús urbano pagarás 1 CUP, vayas donde vayas. Y si quieres ir en taxi, el precio de la bajada de bandera es de 1 CUC más el taxímetro, que aproximadamente será 1 CUC por cada kilómetro. Haz números.
  • Pagar en CUCs, recibir CUPs. En algunos comercios que aceptan ambas monedas, si tú pagas en CUCs es probable es que te devuelvan el equivalente en CUPs. Mucho cuidado con el cambio, que no te engañen.

Aprende a diferenciar los billetes y monedas CUC y CUP

Para diferenciar los billetes, debes fijarte que en los CUCs dice pesos convertibles y en los CUPs, solo pesos. En cuanto a las monedas, los CUPs tienen imágenes del Ché Quevara y mensajes de la revolución como el lema “Patria o Muerte”, mientras que las monedas de CUCs están ambientadas con monumentos de Cuba.

Pesos convertibles, CUC, en Cuba
Pesos convertibles, CUCs.
Pesos cubanos
Pesos cubanos, CUPs.

Impuesto al dólar

Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta cuando viajes a Cuba es que el dólar está penalizado. Se combate la utilización del dólar imponiendo una comisión del 10% a todas las transacciones efectuadas en dicha moneda y vetando el uso de tarjetas de crédito emitidas por bancos americanos.

Por ello, lo ideal es que lleves euros y los cambies a CUCs en las casas de cambio (se llaman Cadeca). Cuando tengas CUCs, estos podrás cambiarlos a CUPs en el mismo momento. Lo que ocurre es que se necesitan dos transacciones, primero cambiamos nuestra moneda extranjera a CUCs y luego, los CUCs a CUPs. Y acuérdate que si llevas dólares, perderás dinero.

En cualquier caso, si cambias tus CUCs al peso cubano nacional deberás hacer números y procurar no cambiar grandes cantidades, porque si te sobran al final del viaje no podrás recuperar ese dinero.

Ahorra en alojamiento

Cuando entendemos el sistema dual de monedas, también captamos la necesidad que tienen los cubanos de hacerse con más CUCs. Por ello, será imposible que podamos pagar el alojamiento en CUP. Aún así, también podemos ahorrar en alojamiento si seguimos unas pautas a la hora de selecionar dónde vamos a dormir.

Alójate en casas particulares. Son los alojamientos más comunes y también los más baratos. Como su nombre indica, se trata de casas particulares cuyo dueño tiene una licencia que le permite operar como un hostal. De este modo, tienen la posibilidad de alquilar sus habitaciones a turistas. Los precios son muy variados. Depende mucho de dónde quieras alojarte, la ciudad, la zona y las comodidades que esperes. Las más baratas que econtramos fueron 10 CUCs y las más caras que vimos, nos llegaron a pedir hasta 80 CUCs.

Si preguntas por la calle y tu presupuesto es muy bajo, es probable que te lleven a casas que todavía no tienen licencia. Lo sabrás porque en la puerta debe haber un cartel con un simbolo que parece un ancla. Si lo tiene, entonces es una casa con licencia.

Casas particulares Cuba

Evita hoteles y resorts. El precio de estos es extremadamente alto. En La Habana, por ejemplo, pagarás un hotel como mínimo a 80 CUCs.

No reserves con anticipación. Aunque la inseguridad de no saber dónde vas a dormir puede ser difícil de gestionar si no estás acostumbrado, conforme pasen los días te vas a dar cuenta de que es muy fácil encontrar haitación nada más poner un pie en cada ciudad. Yo te aconsejo que, si tu vuelo llega a La Habana y piensas quedarte algunos días allí, reserves con antelación la primera noche (o las dos primeras para estar más seguro). Y luego, te muevas.

Pregunta a los cubanos. Ellos son los que mejor conocen cómo funcionan las cosas en su país, lógicamente. Y siempre están encantados de ayudarte, más si ven que tu presupuesto es limitado y que no eres un turista común (de esos a los que les sobran los CUCs).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Travel blogger (@asuncardona) el

Las estaciones de autobuses como punto de encuentro. Los dueños de las casas privadas ya saben dónde encontrar a los turistas, así que se acercan a las estaciones a las horas que llegan los autobuses. Cuando llegues, tendrás un montón de oferta allí mismo, sin tener que moverte. Solo deberás haber pensado con antelación cuánto quieres pagar y entonces acomodarte con quien te ofrezca mejores condiciones.

Los taxistas de los colectivos son tus amigos. Cuando optas por este medio de transporte, lo mejor es que preguntes al conductor directamente. Nosotras siempre lo hacíamos así y ellos nos llevaban a casa de familiares y amigos que alquilaban sus habitaciones. Nos fue de lujo, poque nos llevaban hasta la casa y nos acompañaban hasta que encuentrábamos una habitación que nos gustara.

Presupuesto en alojamiento para 9 días

Aquí va lo que pagamos en las diferetes ciudades que visitamos:

La Habana dos noches: 25 CUC por noche. Llegamos a esta casa porque eran amigos de unos amigos. Nos acogieron como si fuéramos de la familia y con nuestra estancia les ayudamos a tener un poco más de dinero. Ellos han trabajado siempre para el gobierno y cobran en CUPs.

Santa Clara una noche: 15 CUC. Llegamos con el tiempo justo para ir a visitar el mausoleo del Ché y optamos por negociar con un taxista para que nos llevara rápido. Fue genial, porque también nos hizo de guía dentro del mausoleo, nos contó su historia, y luego nos acercó a casa de una amiga que alquilaba una habitación. ¡Y todo por el precio de una carrera al mausoleo!

Cienfuegos una noche: 15 CUC. Al bajar del autobús, la señora de la casa nos encontró.

Trinidad dos noches: 15 CUC por noche. El taxista del colectivo nos llevó. Nos encantó la casa y la amabilidad de la dueña. Ella nos incluyó el desayuno y me cuidó un día que me puse enferma.

Viñales dos noches: 10 CUC por noche. Encontramos la habitación nada más bajar del autobús. La dueña ofrecía su casa a un precio un poco superior, pero negociamos hasta 10 CUCs y ella aceptó. La habitación era regular, pero con lo necesario para dormir y estar a gusto.

Casa particular Viñales Cuba

La Habana una noche: 15 CUC. Este lo encontramos preguntando por la calle. Queríamos dormir en La Habana Vieja y no pagar más de 15 CUC. Estábamos casi desilusionadas cuando encontramos a un señor que hacía de intermediario entre casas particulares y turistas. Le dijismos cuánto queríamos pagar y, tras un poco de negociación, nos llevó a una casa que todavía no tenía licencia. Allí nos esperaba una jamaicana encantadora que nos dejó su casa por 15 CUC la noche y absoluta libertad.

Total en alojamiento 9 noches: 145 CUC. Como éramos dos personas, nos salió por 72,5 CUC a cada una.

Ahorra en transporte

El transporte puede convertirse en un dolor de cabeza si no sabes cómo usarlos. Y es que hay varios métodos y todos tienen sus pros y sus contras. Vamos a verlos.

En La Habana

Para moverte por La Habana, lo mejor es el bus urbano. Nosotras fuimos hasta Santa María, una de las playas del este que está a unos 25 kilómetros del centro. El trayeto nos costó tan solo 1 CUP, y es así siempre vayas donde vayas.

Autobús urbano en La Habana

Los taxis amarillos son los que llevan taxímetro, aunque no siempre funciona. La bajada de bandera es 1 CUC y luego 1 CUC más por cada kilómetro. También existen los taxis compartidos, donde tendrás que preguntar cuál es su recorrido y negociar el precio antes de subirte.

Por último, las máquinas, que funcionan como el metro. Son los típicos coches de los años 50 que se mantienen en pie casi por casualidad. Utilízalos si quieres desplazarte rápida y cómodamente por La Habana. Son coches que realizan un trayecto fijo. Tú te subes si tu punto de destino coincide con un punto de su recorrido. El precio es de 0,50 CUC, jamás pagues más por un trayecto. No hay que negociar nada, tú preguntas el recorrido y si te va bien, te subes. Estos recogen y dejan a los pasajeros a pedido, así que avisa al conductor cuando quieras bajar. Si te pide más de 0,50 CUC, dile que vas a llamar a la policía para que os ayude a llegar a un acuerdo. Verás como acepta el trato, ya que por ley tienen prohibido pedirte más solo. Sus precios los fija el Estado.

La Habana

Cómo llegar y salir del aeropuerto de La Habana en autobús urbano

Si llegas al aeropuerto internacional de La Habana sin haber investigado previamente, fácilmente te convenceran de que no hay ninguna opción para llegar al centro de la ciudad si no es en taxi privado. Y, claro, te cobrarán mínimo 30 CUCs por la carrera. ¡No lo aceptes!

Hay una manera casi gratis de llegar al centro de La Habana, aunque requiere un poco de esfuerzo físico por tu parte. Deberás caminar unos 30 minutos, desde la terminal de vuelos internacionales, hasta la parada del autobús número 12 que se encuentra en la carretera principal, Avenida Rancho Boyeros. El precio del billete es 1 CUC. No olvides salir del aeropuerto con pesos cubanos, porque el conductor no te cambiará si le pagar en CUCs. Aquí te dejo el itinerario.

Entre ciudades

Autobús empresa Viazul

La opción más sencilla para moverse entre ciudades. Los autobuses son bastante cómodos, salen y llegan puntuales a su destino. Normalmente no tienen averías y el precio es adecuado. Mucho más caro que los camiones o los autobuses para cubanos, pero más baratos que los taxis colectivos. Por ejemplo, un viaje desde La Habana hasta Santa Clara sale por 18 CUCs. Los horarios puedes verlos en la página web de Viazul y también en las estaciones de autobuses.

Taxi colectivo

La opción más rápida (siempre y cuando no se estropee el coche), pero también la más cara.  Mi consejo es que primero os informéis bien de cuánto vale el boleto de Viazul y entonces empecéis a negociar con los taxistas. A veces, si sois muchas personas, puede salir rentabe. Pero infórmate bien antes de empezar a hablar con ellos. Algunos de los precios que nos dieron fueron:

  • La Habana – Trinidad: 30 CUC.
  • La Habana – Cienfuegos: 25 CUC.
Camiones

Nosotras no los utilizamos pero sí nos contaron que son la opción más barata y que todos pueden subirse, no solo los cubanos. Se trata de viejos camiones procedentes de la URSS o China que transportan personas. No es la mejor forma de viajar, siempre están llenos, son incómodos, lentos y la seguridad en caso de accidente, bastante incierta. Lo bueno es que es lo mejor para viajar por Cuba barato.

Si estás decidido a viajar en camión, te dejo el enlace al blog de WhyNotCuba, una comunidad de cubanos que tratan de ayudar a quienes visitamos la isla. Ellos explican muy bien cómo funcionan los camiones.

Camión Cuba

Autobuses para cubanos, estudiantes internacionales o voluntarios con permiso

Esta opción es la más arriesgada. Y es que nosotros, como turistas, no estamos permitidos en este medio de transporte. En las taquillas no nos van a vender el billete.

Ahora bien, tú tienes la posibilidad de negociar con el conductor del autobús. Si él acepta, te lleva y se queda todo el dinero del pasaje. Eso sí, debemos tener en cuenta que está poniendo en riego su licencia de conducir. Si la policía inspecciona el autobús y encuentra un turista, es probable que pierda su trabajo para siempre.

Nosotras no utilizamos este método, pero sí lo hizo un amigo alemán. Consiguió que le llevaran desde Trinidad a La Habana por 18 CUCs, mientras que el precio de los autobuses Viazul era de 25 CUC. Se ahorró 7 CUC. Para un cubano o personas con carné de estudiante o voluntarios, el precio del trayecto serían 70 CUPs (2,8 CUCs). Pero a los turistas se lo venden mucho más caro por el riesgo que implica y para sacar beneficio, claro está.

Ahorra en comida

En comida sí que vas a poder ahorrar bastante. De hecho, si quieres, podrás comer todos los días con unos pocos CUPs. Eso sí, debes aprender a reconocer los puestos de comida que aceptan esta moneda y evitar los restaurantes.

Puesto de pizzas en La Habana
Nuestro amigo cubano nos llevó a comer estas pizzas en la calle Obispo, 20, de La Habana. Pagas en CUPs y es realmente barato.

La forma más económica de comer en Cuba es detenerse en las cafeterías o puestos callejeros. Allí una comida te costará alrededor de 50 CUPs (menos de 2 euros). Y la oferta es bastante amplia. Aquí os muestro el menú de uno de los lugares donde fuimos a desayunar. Un café, un zumo natural y un pan con tortilla, 12 CUPs. Y con eso estábamos más que desayunadas.

Menú de una cafetería en Cuba

Las siguientes comidas, todo depende de lo que vayas encontrando. Hay puestos de bocadillos, pizzas, empanadas, papas con yuca, arroz con carne y/o verduras, pastas, etc. La verdad es que se come bastante bien. Eso sí, estos lugares suelen ser muy pequeños y la mayoría no tienen espacio dentro. Nosotras nos sentábamos en la calle y algunos cubanos nos hacían compañía.

Si lo que quieres es algo más elaborado al estilo restaurante, tienes los paladares, donde seguramente gastarás entre 15-25 CUCs.

Y en agua

en Cuba deberás comprar agua embotellada. Cuestan alrededor de 1-2 CUCs. Ni se te ocurra beber agua del grifo. Yo me puse bastante mala después de beberme unos cócteles que llevaban hielos hechos con agua corriente.

Un buen método para ahorrar en agua es que preguntes en las casas particulares donde te alojes si tienen una purificadora y te pueden rellenar tu botella. Y, si lo crees conveniente, puedes viajar a Cuba con tu propio sistema de purificación de agua.

Internet

En Cuba el internet es realmente limitado. Lo mejor que puedes hacer es olvidarte de él. No estar conectado durante unos días es el mejor regalo que puedes hacerte. Pero si lo necesitas, debes saber que solo puedes conectarte a internet comprando una targeta de acceso y que la conexión solo está habilitada en ciertas plazas públicas al aire libre.

¿Cómo encontrarlas? Allá donde veas a una multitud mirando sus teléfonos, sentados en cualquier repisa de la plaza, sabrás que hay conexión a internet.

Wifi en plazas públicas en Cuba

Puedes comprar una tarjeta en la misma plaza a los chicos que las revenden por 3 CUCs o puedes hacer fila en las oficinas de Etecsa y obtener tantas como quieras a 1 CUC cada una. Cada tarjeta es válida para una hora de conexción, a veces menos. ¡Bienvenido a Cuba!

Al final, no se trata de hacer nada nuevo que no haríamos en cualquier otro país para ahorrar. Observa cómom se mueven los locales, conversa con ellos, aprende. Los cubanos son personas maravillosas siempre dispuestos a ayudar. Negocia y disfruta. Y, ya sabes, si tienes alguna duda o necesitas consejos, aquí estamos para ayudarte en lo que podamos. ¡Que tengas un viaje a Cuba precioso!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Viajar por Cuba barato

Comments

  1. Guauuu es un post super completo!
    Menudo follón para pagar en Cuba, el día que vayamos a conocer este magnífico País volveremos a echar un vistazo a tu post.
    Gracias por compartir esta información tan necesaria.

    1. Asun Cardona says:

      Sí, la verdad es que parece muy complicado, luego una vez que estás allí solo necesitas un día para acostumbrarte y ya te mueves como un cubano 🙂 El país es una delicia, id pronto porque las cosas están cambiando mucho con la apertura. ¡Y luego me contáis! 🙂

  2. Pilar AT says:

    Nosotros llevamos un tiempo dándole vueltas a la idea de viajar a Cuba. Hemos leído un montón de post sobre este país y nos fascina. Pero tu entrada es las más completa que hemos visto respecto a las cuestiones básicas que cualquier viajero se plantea a la hora de organizar su viaje: ahorrar en transporte, alojamiento y comida.
    No teníamos ni idea que en Cuba hubiese un sistema económico tan complejo. CUCs y CUPs… ¡menudo jaleo! Y como bien se deduce de tus palabras, es un sistema injusto para los cubanos porque quien cobre en CUPs sale perdiendo de lleno..
    Sin duda tus consejos para viajar a Cuba barato ¡son los más! Gracias por tu aporte, estoy segura que los utilizaremos cuando viajemos a este país. ¡Saludos!

    1. Asun Cardona says:

      ¡Me ha encantado leerte, Pilar! Muchas gracias 🙂 Lo único que pretendo es ayudar a otros viajeros a tener un viaje más placentero y si puedo conpartir mi aprendizaje, mucho mejor. Me costó unos días entender cómo funciona la isla y al principio no lo pasamos demasiado bien (nuestro presupuesto era muy bajo), por eso hice este artículo. Unna vez entiendes el sistema, en Cuba solo encontrarás felicidad, sonrisas y amor a montones. Te lo recomiento muchísimo, ¡yo estoy deseando vovler!

  3. Pablo EMEEL says:

    Espectacular el detalle que tienen en este post. Cuba para mi es un destino de los grandes que tengo pendiente, y no deja de sorprenderme que no sea mas accesible económicamente realizarlo. Por eso me parece genial este post. Una duda que me quedó, está penada la utilización de tarjetas Americanas (en cuyo caso yo no podría utilizar las mías de Argentina), o las tarjetas de Estados Unidos? Porque tenía entendido esto último
    Abz!

    1. Asun Cardona says:

      ¡Hola, Pablo! Las tarjetas de Estados Unidos no se pueden usar y mejor no vayas con dólares estadounidenses porque el cambio que te van a dar es horrible. Debes ir con euros, conseguirás más CUCs o CUPs por el mismo precio. La tarjeta de Argentina sí que la podrás usar, para sacar en cajeros o pagar en restaurantes turísticos (los caros). Lo único que si sacas dinero en la isla, las comisiones son bastante altas. Yo tuve que sacar y me costó caro. Te recomendaría llevar lo suficinete en efectivo (euros) e ir cambiando a medida que lo necesites. Y no te preocupes por llevar el dinero, Cuba es el país más seguro del mundo, nadie te robará. ¡Mucha suerte! Me cuentas qué tal te ha ido 😉

  4. Ana María says:

    Hola! me encantó tu blog <3
    voy para Cuba del 03 de septiembre al 14 de septiembre. viajo con mi novio y yo soy la encargada de organizar el viaje jajaja. te cuento un poco para que me ayudes sobretodo en el tema del presupuesto. cada uno lleva aprox 350 euros para los 12 días. cómo lo ves?????
    ya reservamos las tres primeras noches en la habana (airbnb) y una noche en vinales. pero no quiero reservar mas para poder decidir con tranquilidad la ruta.

    por último, de todo lo que he leído es que en lo que más se gasta dinero es en el tema del transporte, cómo crees que es la mejor forma de ahorrar en esto.

    Mil gracias por leerme y te felicito por tu Blog

    1. Asun Cardona says:

      ¡Hola! Qué bueno que ya estarás andando por Cuba, pura magia. Yo te recomendaría los camiones, como el que muestro en la foto que son naranjas. Es lo más incómodo y lo más barato. Si te subes a los autobuses Viazul te saldrá bastante caro, aunque es lo más sencillo. Definitivamente, el taxi será lo más costoso. Y sí, lo mejor es no reservar demasiadas noches para tener un poquito de flexibilidad, luego verás que es muy fácil encontrar, ellos te encuentran a ti 😛 ¡Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *